Cánula de Traqueostomía

Las cánulas de traqueostomía son dispositivos tubulares huecos y curvados hacia abajo destinados a ser introducidos en la tráquea para mantener la permeabilidad de la vía aérea.
Existen diferentes tipos de cánulas en función de las necesidades de cada paciente. La elección de una u otra dependerá del paciente al que va a ir dirigida teniendo en cuenta que nuestros pacientes pediátricos abarcan una franja de edad muy variada. Pero podemos decir que la cánula de traqueostomía consta de tres elementos básicos: una cánula madre o camisa externa, una camisa interna móvil y un obturador

Descripción de las cánulas de traqueostomía.

CÁNULA MADRE (CM)
Es la parte que mantiene abierta el traqueostoma y que permite la comunicación entre la tráquea y el aire exterior. La parte más externa presenta una aleta de fijación a través de la cual puede sujetarse al cuello del paciente; en ella encontraremos identificado el número de la cánula, el tamaño recomendado de la camisa interna y las características de la cánula. El grosor de la cánula es progresivo para evitar o atenuar el trauma sobre las paredes de la tráquea acabando con un extremo distal romo. Todas son radiopacas.
Pueden estar construidas en material metálico (generalmente plata o aluminio inoxidable) poco utilizadas en el área pediátrica, ocasionalmente en adolescentes, o material sintético (cloruro de polivinilo, látex, poliuretano, etc.), por su comodidad y variedad estas últimas son las más utilizadas.

CAMISA INTERNA (CI)
Consiste en un dispositivo hueco que se coloca en el interior de la cánula madre para asegurar la permeabilidad de la vía aérea. Ésta reduce ligeramente el diámetro interno de la cánula pero a su vez evita el recambio de la cánula madre cuando se ocluye su luz con tapones mucosos o incrustaciones sanguinolentas. La camisa interna debe mantenerse íntimamente unida a la cánula madre para ello lleva incorporado en su extremo más proximal un dispositivo de cierre de seguridad.
OBTURADOR
El obturador es el elemento destinado a facilitar la introducción de la cánula madre a través de la tráquea. Su longitud es ligeramente mayor a la cánula interna o madre con un extremo distal romo para evitar el trauma tisular.

MANGUITO INTERNO
El balón traqueal o manguito interno es un dispositivo opcional que se incorpora por encima de la luz distal de la cánula madre para conseguir con ello un sellado perfecto de la tráquea. Éste balón puede hincharse y deshincharse desde el exterior a través de una jeringa que se conecta a una válvula antireflujo.

CÁNULA FENESTRADA
Las cánulas fenestradas incorporan en la cánula madre un orificio que permite el paso del aire a través de la cánula desde la vía aérea superior. Éstas permiten el paso del aire hacia la región oro-naso-faríngea posibilitando la fonación.

OBJETIVOS.
Conservar abierta una vía aérea para facilitar el intercambio de gases.
Eliminar las secreciones acumuladas en el área traqueobronquial que el paciente no podrá eliminar espontáneamente.
Mantener la vía aérea permeable.
Mantener limpia y evitar la infección periostomal.
Asegurar la humidificación y calentamiento del aire inspirado.

TÉCNICA Y/O PROCEDIMIENTO.

Equipo y material.
Equipo:

Una enfermera para la realización del procedimiento y una auxiliar para la sujeción del paciente. En algunos casos tendremos en cuenta la presencia de una tercera persona.

Material:
• Cánula traqueal del mismo número y otra de uno inferior.
• Gasas y guantes estériles.
• Suero fisiológico.
• Jeringas y agujas.
• Lubricante hidrosoluble.
• Rinoscópio y pinzas dilatadoras.
• Aspirador y sondas de aspiración.
• Ambú y fuente de oxígeno.
• Fuente de luz.
• Cinta de fijación.
• Sistemas de humidificación.

Descripción del procedimiento.
El cambio de cánula lo realizará el equipo de enfermería una vez cicatrizado el estoma o antes por prescripción facultativa. Estos cambios se realizarán según estén protocolizados los cuidados en cada servicio. Habrá que diferenciar entre el cambio de CI y CM. La CI se suele cambiar c/ 8 horas mientras que la CM se cambiará c/ 10-15 días, o por decanulación accidental.
Se tomarán medidas asépticas en ambos casos.

Lavado de manos higiénicos.
Colocaremos al paciente con el cuello en ligera hiperextensión.
Tendremos todo el material necesario preparado en una mesa auxiliar al lado de la cama.
Cortaremos la cinta de sujeción de la cánula a la medida del paciente. En niños muy pequeños o al inicio de la traqueostomía convendrá protegerla con cinta adhesiva suave para prevenir posibles rozaduras en la piel de alrededor del cuello.
Previamente haremos un aspirado de secreciones si el paciente lo necesita.
Hiperoxigenaremos al paciente durante unos minutos si es preciso.
Retiraremos la CM y haremos la cura habitual del estoma y la piel circundante.
Lubricaremos con lubricante hidrosoluble la cánula nueva con el obturador introducido en su interior.
Introduciremos la cánula nueva con control visual del trayecto con una orientación perpendicular al mismo de 90º.

En el caso de utilización de cánula con manguito interno se retirará el aire del globo de la cánula a retirar a través de la válvula antireflujo, así como inflaremos el globo de la nueva cánula para comprobar su intregridad por la inexistencia de fugas.
Cambio de CI (cánulas de doble cuerpo):
La técnica es mucho más sencilla. Se mantendrá también el cuello con ligera hiperextensión, se retirará la CI del interior de la CM en sentido contrario a las agujas del reloj sujetando las aletas de la CM para evitar su movilización. La guardaremos para su posterior limpieza y desinfección y colocaremos la cánula nueva haciendo un pequeño giro inverso hacia la derecha.

    *Tendremos en cuenta que las cánulas neonatales y las que abarcan los primeros años de vida del niño, al ser de muy pequeño diámetro, solo se componen de un solo cuerpo, la cánula madre.
    Cambio de la cinta de fijación:
    Cortaremos la cinta a la medida adecuada al paciente y la protegeremos con un adhesivo suave, esparadrapo hipoalergénico, para evitar posibles erosiones en la piel de alrededor del cuello y la fijaremos a los dos extremos de la CM. Antes de fijarla con los nudos (no lazadas) colocaremos un dedo entre la cinta y el cuello para evitar apretar demasiado y asegurar que halla la tensión suficiente para evitar la decanulación.
    Limpieza de las cánulas.
    Para limpiar las cánulas de un solo cuerpo, haremos uso de agua estéril y un detergente antiséptico. Si fuera necesario se puede hacer uso de un cepillo suave para eliminar las posibles incrustaciones. Se aclarará bien con suero fisiológico y se introducirá en una solución desinfectante, durante unos 20 minutos. Volveremos a aclarar bien con SF y la secaremos y guardaremos con gasas estériles hasta su reutilización.
    La limpieza de CI cuando se utilizan cánulas de doble cuerpo se realiza c/ 8 h con agua y jabón desinfectante y sumergiéndola en solución de CIDEX durante 20 minutos. Se aclarará con SF secándola y guardándola asépticamente hasta su reutilización.
    Todo esto podrá variar dependiendo de los protocolos de higiene y uso de desinfectantes establecidos en cada centro hospitalario.

FUENTE: eccpn

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: