LA LARINGE: Cuerdas vocales falsas

LA LARINGE

Definición: Es un órgano hueco, móvil, con forma cilíndrica, que mide aproximadamente 5 cm de longitud, siendo más corta en las mujeres y especialmente en los niños, compuesta por cartílagos y músculos recubiertos por mucosa y, que comunica la faringe con la tráquea.
Es una estructura móvil cuyas estructuras forman un sistema de válvulas a diferentes niveles, y que funciona creando un esfínter localizado en la unión entre el tracto respiratorio superior y la tráquea. Dentro de la laringe hay dos bandas de músculo que forman una “V” y que son los pliegues vocales, en ocasiones mal llamados “cuerdas vocales”.

Estos pliegues junto con la epiglotis (lámina cartilaginosa) constituyen ese esfínter, el cual se abre para permitir el paso del aire hacia las vías respiratorias, durante la respiración y, que se cierra para permitir la fonación, para impedir el paso de alimentos al esófago durante la deglución y, para atrapar el aire en los pulmones al realizar ciertas actividades.

La laringe es una combinación de diversos cartílagos que constituyen el esqueleto cartilaginoso o armadura, mantenidos juntos mediante ligamentos y músculos, que hacia arriba se continúan a través de una amplia abertura con la hipofaringe y, hacia abajo con la tráquea. Por fuera de la trama cartilaginosa se encuentran los músculos infrahiodeos acintados, por detrás la laringe se relaciona con las vértebras cervicales cuarta, quinta y sexta y, por delante, el cartílago tiroides forma una prominencia que se le conoce como “nuez de Adán”.

Las estructuras más importantes de la laringe son:
Cartílagos de la larínge. Los movimientos de los cartílagos de la laringe permiten variar la longitud, tensión y grado de apertura entre las cuerdas, así como provocar la depresión o elevación de la estructura laríngea, produciendo una variación en el tono de los sonidos originados por el paso del aire a través de ellos.

Hay seis cartílagos: Epiglotis, tiroides, aritenoides, corniculados, cuneiformes y cricoides.
El cartílago cricoides está situado exactamente por debajo del cartílago tiroides y se aprecia fácilmente en los cuellos delgados. Por encima del tiroides se halla el hueso hiodes (que si bien no es visible, es palpable), del que queda suspendida la laringe y proporciona puntos de fijación a diversos músculos y, en particular a los de la lengua.
La epiglotis es una especie de solapa que se encuentra en la parte de arriba de la tráquea y, que se cierra sobre la laringe para protegerla de los alimentos que van al esófago.
Ligamentos de la laringe

Las estructuras más importantes de la laringe son:
Cartílagos de la larínge. Los movimientos de los cartílagos de la laringe permiten variar la longitud, tensión y grado de apertura entre las cuerdas, así como provocar la depresión o elevación de la estructura laríngea, produciendo una variación en el tono de los sonidos originados por el paso del aire a través de ellos.

Hay seis cartílagos: Epiglotis, tiroides, aritenoides, corniculados, cuneiformes y cricoides.
El cartílago cricoides está situado exactamente por debajo del cartílago tiroides y se aprecia fácilmente en los cuellos delgados. Por encima del tiroides se halla el hueso hiodes (que si bien no es visible, es palpable), del que queda suspendida la laringe y proporciona puntos de fijación a diversos músculos y, en particular a los de la lengua.
La epiglotis es una especie de solapa que se encuentra en la parte de arriba de la tráquea y, que se cierra sobre la laringe para protegerla de los alimentos que van al esófago.
Ligamentos de la laringe

Según su función, los músculos laríngeos se dividen en:
Constrictores: Cricoaritenoideo lateral, Tiroaritenoideo y, Aritenoideo con sus fibras transversas, fibras oblicuas y fibras ariepiglóticas.
Dilatadores. Cricoaritenoideo posterior.
Tensores: Cricoaritenoideo y Tiroaritenoideo con sus fibras vocales internas.

Otra clasificación distingue entre:
Músculos extrínsecos. Son aquellos que se relacionan con los movimientos y fijación de la laringe. Tienen una inserción en la laringe y otra fuera de ella, de manera que unen ésta con los huesos próximos, especialmente con el hueso hiodes y el esternón.
Músculos intrínsecos. Tienen dos inserciones en la laringe, siendo los responsables del movimiento de las cuerdas vocales y, de unir los cartílagos laríngeos entre si.

Las cuerdas vocales. Son dos “pliegues vocales” a modo de bandas de tejido muscular liso, que se disponen en la laringe o “caja de la voz” en forma de “V”.

cuerdas vocales en adduccion

cuerdas vocales en adbuccion

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s